Por lo general, cuando una persona llega a la etapa de la jubilación dedica su tiempo para realizar proyectos más pequeños, descansar, viajar, disfrutar de los nietos, etc. Sin embargo, para muchos esto representa un desafío porque no cuentan con una pensión o simplemente no lograron administrar sus finanzas a tiempo.  

Después de todo, llegar al retiro laboral no tiene porqué ser un estrés, todo lo contrario, puede llegar a ser una etapa de tranquilidad siempre y cuando se haga una planificación temprana y administración de tus finanzas personales. Hoy te contaremos algunos consejos para que ahorres y diversifiques tus ingresos. ¡Veamos!

1. INICIA UN PLAN LO MÁS PRONTO POSIBLE

El tiempo es uno de los factores clave a la hora de tomar este tipo de decisiones, ya que mientras más temprano comiences con un plan financiero, mejor podría ser tu situación económica cuando llegues a la jubilación. Por ejemplo, si comienzas con este propósito desde los 30 años y te retiras a los 60, ya tendrás un sólido fondo.

2. DISEÑA UN PLAN FINANCIERO

Un plan financiero no se hace de la noche a la mañana, por lo general, suele llevar algo de tiempo, pero será de gran utilidad porque te permitirá establecer el rumbo de tus objetivos, el patrimonio con el que cuentas, ahorros, inversiones, etc. Una de las maneras para iniciar con este plan es visualizar qué tipo de vida te gustaría tener una vez llegue el momento de tu jubilación.

Frente a este panorama y conociendo las necesidades que tienen cada vez más los empresarios, ​Trusted Advisors Group decidió crear el Programa de Asesoría Personal, un plan con el objetivo de cumplir las metas financieras de cada persona a través del tiempo.

¿Qué obtiene en este programa?

  • Un diagnóstico: esta primera fase será muy similar a la visita con algún médico especialista; pero en este caso el cliente la tendrá con un asesor financiero. Allí, mediante varias entrevistas, se evaluará la situación actual, cuáles son las necesidades, objetivos, etc.
  • Un plan estratégico: en esta segunda etapa, el asesor analizará toda la información que recolectó durante las reuniones previas con el cliente, para luego crear un informe, según las necesidades, con la estrategia recomendada.
  • Plan de acción y seguimiento: en esta última fase, se implementará la estrategia recomendada y el asesor hará una evaluación continua para que el cliente pueda cumplir con el plan y los objetivos establecidos a largo plazo.

3. ESTABLECE UN FONDO DE AHORRO

Todo dinero ahorrado debe tener un propósito, es decir, no se debe tener una cantidad muy alta y que esté guardada en una cuenta bancaria. Para estos casos, lo mejor es que realices una estimación de la cantidad que vas a necesitar para que cubras algunas necesidades en la jubilación, sea atención médica, medicinas, etc.

De igual manera, es necesario que ahorres para que tengas un fondo de emergencia, ya que a medida que van pasando los años pueden surgir  eventos como un accidente de tránsito, una pérdida de laboral, enfermedad de algún familiar cercano, entre otros. Todo fondo de emergencia es necesario porque no te desviará de tu plan de ahorro para la jubilación.

4. INVIERTE Y COMPRA ACCIONES

Si el dinero que has ahorrado por años no está en movimiento, perderá algo de valor  debido a la inflación económica. En cambio, cuando inviertes o compras alguna acción de una empresa, podrías obtener mayores ganancias que los planes de ahorro mes a mes.

También es necesario que sepas todas las opciones de inversiones que existen en el mercado para que analices  los estados financieros y las proyecciones del negocio en el que va a parar tu dinero. Si aún no sabes cómo invertir, puedes contratar a un asesor financiero para que te presente un plan y te dé una perspectiva sobre los tipos de inversiones y cuál es la que más te conviene.

5. DIVERSIFICA TU DINERO EN DIFERENTES ACTIVOS

Por lo general, toda inversión tiene probabilidades de generar ganancias, pero también podría traer riesgos, por ello es importante que las inversiones no se queden en un solo lugar. Los principales tipos de diversificación se clasifican por activos, sectores, zonas geográficas y divisas. Con una amplia diversificación de las acciones, tendrás un equilibrio en títulos de propiedades de mayor y menor riesgo.

El equipo de Trusted Advisors cuenta con una amplia experiencia que te ayudará a organizar tus finanzas y a planificar tu futuro de la manera que más te convenga. Nuestros servicios van más allá de un asesoramiento, es un acompañamiento para alcanzar sus metas financieras con éxito.

En este sentido, los programas de asesorías de Trusted Advisors te beneficiarán en:

  • Mejorar la administración de tus finanzas
  • Impulsar tus ahorros
  • Invertir con éxito

¿Quieres planificar tu fondo de pensión? ¡Solicita una asesoría! aquí